Vitaminas para la pérdida de memoria: cómo las vitaminas ayudan a su cerebro a obtener el mantenimiento que necesita para mantenerse afilado

Su cuerpo requiere ciertas vitaminas para una mejor salud, concentración y memoria del cerebro. Una deficiencia en esas vitaminas puede llevar a dificultades de memoria a corto plazo, dificultad para concentrarse, niebla cerebral e incluso daño cerebral. Se ha encontrado que la vitamina B12, la vitamina E y los ácidos grasos omega-3 se han encontrado para desempeñar un papel crucial en la preservación de la memoria humana. Entonces, ¿qué vitaminas para la memoria necesitas?

 

Los suplementos de vitaminas A, C y E siempre se recomiendan como parte de una dieta saludable para una mejor concentración y memoria. Desafortunadamente, estas vitaminas no proporcionan mucho beneficio cuando se trata de aumentar la longitud de su memoria. La fuente más rica de estas vitaminas se encuentra en la dieta, y la mayoría de las personas comen muy pocas porciones de verduras y frutas en sus dietas de hoy.

 

Ese puede ser la razón por la cual una buena parte de la población estadounidense sufre de mala concentración y memoria. Las vitaminas para la salud del cerebro no son difíciles de encontrar. Puede aumentar sus posibilidades de obtener las vitaminas correctas para su cerebro al incluirlas en su dieta equilibrada y tomar un suplemento multivitamínico diario. Pero, ¿cómo puedes obtener las mejores vitaminas cerebrales?

Vitaminas para la memoria

No hay una mejor mejor vitamina para mejorar la memoria. Las vitaminas trabajan juntas en su cuerpo para apoyar sus células cerebrales, y si una vitamina es deficiente, sus células compensarán por carecer de otra. Entonces, cuando está buscando una buena fuente de vitaminas para el cognitivo declive, debe incluir todas las vitaminas que puede obtener. Si no lo hace, su estado nutricional sufrirá.

 

La vitamina A se encuentra naturalmente en retinol de productos lácteos, yemas de huevo, pescado graso y germen de trigo. La vitamina D también se produce naturalmente en su cuerpo y está presente en yemas de huevo, peces grasos y algunos productos lácteos fortificados. Sin embargo, existe un efecto negativo de la suplementación con vitamina D en la memoria: puede conducir a la depresión y la osteoporosis. Por lo tanto, es importante obtener cantidades suficientes de vitamina D de la exposición al sol y alimentos, pero es posible que desee considerar tomar un suplemento de vitamina D si es deficiente.

 

Los ácidos grasos omega-3 se encuentran naturalmente en peces de agua fría, sardinas, salmón y nueces. Estos ácidos grasos pueden ayudar a reducir los riesgos de la enfermedad cardíaca, la enfermedad de Alzheimers y el cáncer, por lo que son las mejores fuentes de alimentos de este ácido graso. Otras grasas que son ricas en este ácido graso esencial son el aceite de oliva, la canola y algunos aceites vegetales.

 

Las mejores fuentes de alimentos de esta grasa esencial son linaza, semillas, nueces, semillas, aceitunas, aceite de hígado de pescado y aguacate. Sin embargo, para obtener la asignación diaria recomendada de vitamina D, la dieta recomendada debe incluir al menos 8 porciones de frutas y verduras por día. Esto incluye frutas y verduras, así como leche fortificada, cereales, pan, yogur, mantequilla y margarina.

 

Al observar cómo elegir el mejor suplemento de vitaminas, es una buena idea buscar uno con una reputación de calidad e investigación clínica. Busque un recubrimiento entérico, ya que esto hará que la píldora sea menos probable que se desglose en el ácido estomacal. También busque ingredientes naturales. Algunos productos contienen productos químicos sintéticos o toxinas a base de hierbas que pueden interactuar con otros medicamentos que está tomando, creando un doble golpe. Busque una compañía que haya firmado el compacto para cosméticos seguros, que promete que sus productos están libres de contaminantes químicos dañinos.

 

Otro grupo de vitaminas para la memoria, que a menudo se pasa por alto, es el grupo de vitaminas solubles en grasa. Al igual que D Vitaminas, son solubles en grasa, y deben tomarse en conjunto con las vitaminas que come. Incluyen vitaminas A, D, E, K y B. Un buen régimen dietético proporcionará a su cuerpo todos estos nutrientes, en cantidades suficientes. Sin embargo, hay un problema. La mayoría de las personas no tienen suficiente de estos nutrientes a través de sus dietas.

 

Hay algunos suplementos dietéticos en el mercado que afirman proporcionar todas las vitaminas necesarias para mejorar la memoria. Desafortunadamente, muchos de estos productos son fraudulentos. Si bien muchas empresas pueden usar la publicidad y el empaque de lujo, no le están proporcionando una dieta equilibrada. Si está buscando una forma confiable de mejorar su memoria, debe mantenerse a las vitaminas que ya está consumiendo, junto con una dieta saludable, por supuesto.

 

Dormir lo suficiente y tomar suplementos diarios para la memoria, los cuales se pueden lograr fácilmente cambiando su dieta, pasarán un largo camino hacia mantener su memoria fresca y alerta por períodos de tiempo más largos. Recordando lo que hiciste la última vez que tuviste un problema es mucho más probable que sea una cura eficaz que recordando todas las cosas que no hizo el día anterior. Vitaminas para la pérdida de memoria, mientras que no curan la causa subyacente de los problemas de memoria, le darán un impulso cuando su memoria se vuelva de niebla. Esa niebla se volverá menos aguda a medida que avanza lo suficiente, y las vitaminas que tome tendrá un efecto positivo en su concentración.