¿Cuánta vitamina C necesitan los adolescentes?

La vitamina C ha sido descubierta durante el siglo pasado. Se puede encontrar en muchos alimentos cultivados en todo el mundo, incluidos tomates, pimientos, berenjenas, espinacas, legumbres, setas, cítricos, pasas, cantalupo y más. También se vende como un suplemento dietético complementario y es necesario para una buena salud. Aquí hay algunas cosas que saber sobre la vitamina C y lo que hace por usted.

 

La deficiencia de la vitamina C puede provocar la obesidad, una mayor presión arterial, la mala digestión, los huesos débiles y el aumento del riesgo de cáncer. La deficiencia de vitamina C suele ir acompañada de un aumento en los factores de riesgo de cáncer. Por lo general, se encuentra en los alimentos que son altos en el contenido de grasa, como los alimentos grasos, los alimentos fritos, los alimentos procesados, la carne roja, las aves de corral y el queso. Para obtener la asignación diaria recomendada de vitamina C, los adolescentes de 14 años y mayores pueden tomar en cualquier lugar de dos a cinco gramos de la vitamina por día.

 

La vitamina C es una de las mejores fuentes de nutrientes antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a luchar contra los radicales libres en su cuerpo. Los radicales libres son moléculas químicas que pueden dañar el ADN celular y hacer que el cuerpo sea vulnerable a las enfermedades. Los alimentos que son buenas fuentes de vitamina C son frutas, verduras y peces. Otras buenas fuentes de vitamina C son verduras de hojas verdes oscuras, granos enteros, carnes, productos lácteos, aceites de pescado, granos de cereales, frijoles y nueces.

 

Los adolescentes deben comenzar a obtener suficiente vitamina C de forma regular mientras aún están en su adolescencia. Esto se debe a que puede ayudar a protegerlos contra los riesgos de contraer enfermedades óseas. Los adolescentes también deben ser conscientes de cuántos alimentos que comen contienen. Un dietista les ayudará a descubrir una asignación diaria de vitamina C basada en su edad y altura. Sin embargo, la mayoría de los adolescentes pueden aumentar significativamente su ingesta de vitamina C al agregar alimentos como los tomates, las naranjas, las batatas, las pimientos, las espinacas, el brócoli y otros greens.

 

Los adolescentes que intentan obtener suficiente vitamina C también pueden hacerlo bien para tomar suplementos de vitamina C. Hay muchos suplementos dietéticos que cuentan con ácido ascórbico como uno de los ingredientes principales. Este ácido se encuentra en muchas frutas y verduras y puede aumentar el sistema inmunológico. Si bien estos suplementos funcionan, es importante para los adolescentes también obtener mucha vitamina C a través de la dieta y el ejercicio regular.

 

Aunque los suplementos de vitamina C pueden usarse como una buena fuente del nutriente, no trabajan solos. Son solo una parte de la ecuación general cuando se trata de luchar contra el resfriado común. Los adolescentes necesitan adoptar un mejor estilo de vida para combatir con éxito el frío común. Para asegurarse de que obtienen suficiente vitamina C, los adolescentes deben evitar los alimentos altos en el ácido ascórbico. Los alimentos altos en la vitamina C pueden ser difíciles de identificar, razón por la cual es importante para ellos comer alimentos que sean más altos en la vitamina C. Algunos ejemplos de estos alimentos incluyen: naranjas, brócoli, batatas, pimientos, espinacas y otras hojas verdesverduras. Además de esto, también es importante para los adolescentes para monitorear sus dietas y aumentar su ingesta de vitamina C de una o dos bebidas por día a tres o cuatro bebidas por día.

 

Los adolescentes que desean asegurarse de que obtienen suficiente vitamina C a través de suplementos dietéticos, pueden querer considerar tomar un aerosol nasal de vitamina C en la noche. Estos suplementos dietéticos están específicamente formulados para entregar la vitamina a los senos. Al igual que cualquier otra medicina de venta libre (OTC), existen riesgos asociados con el uso de estos tipos de productos. Sin embargo, si los riesgos superan los beneficios, puede ser una opción que vale la pena para un adolescente que busca luchar contra el resfriado común.

 

Es importante para los adolescentes obtener suficiente vitamina C en su sistema porque ayuda a proteger contra resfriados y gripe. Además, la vitamina C trabaja para ayudar a impulsar los niveles de energía, por lo que los adolescentes pueden disfrutar de una mejor noche de sueño. Los suplementos dietéticos de la vitamina C se están volviendo más populares entre los adolescentes porque es seguro y efectivo para sus cuerpos. Sin embargo, es importante para los adolescentes saber cuánta vitamina C deberían tomar y consultar a sus médicos antes de tomar cualquier suplemento dietético. También deben asegurarse de mantener sus bocas saludables con cepillado y hilo dental regularmente.