¿Dónde se encuentra la vitamina C?

La vitamina C, el antioxidante, es un nutriente soluble en agua con una amplia gama de efectos beneficiosos en la salud. La vitamina C tiene una capacidad única de penetrar en profundidad a través de muchas capas de alimentos y entrar en el torrente sanguíneo donde es esencial para la acción de las enzimas antioxidantes. Se almacena en los tejidos grasos para uso futuro y ayuda al cuerpo a controlar la inflamación. Algunos alimentos con vitaminas C incluyen naranjas, brócoli, melones, tomates, hígado, salmón, espinacas, coliflor y palomitas de maíz.

 

¿Qué es la vitamina C? Los liposomas (grasas) son muy pequeñas, las entidades similares a los lípidos que se pueden encontrar en las células y cuando el colesterol (colesterol) se combina con la estructura de liposomas, la vitamina C se libera en el torrente sanguíneo. Hay tres tipos de vitamina C: vitamina C primaria, vitamina D y liposomas.

 

La vitamina C primaria, también llamada como niacina, no se encuentra en los alimentos y se debe obtener de la dieta. Esta vitamina tiene una naturaleza soluble en grasa y solo se encuentra en los alimentos que son ricos en vitamina C, como verduras de hojas verdes, frutas cítricas, papas dulces, melón y pasas. No hay liposomas de vitamina C en los alimentos. Sin embargo, los estudios han demostrado que existen liposomas de vitamina C en el tracto intestinal y pueden desempeñar un papel en la incomodidad intestinal y el SII (síndrome del intestino irritable).

 

Los antioxidantes son sustancias que previenen el daño oxidativo de las moléculas y la estructura integral de células y tejidos. Se cree que la vitamina C ayuda a proteger al cuerpo del daño de los radicales libres que desempeña un papel importante en el envejecimiento celular y la enfermedad. El papel de los liposomas en el sistema inmunológico no se entiende bien. Sin embargo, se sabe que la vitamina C refuerza el sistema inmunológico al aumentar el número de glóbulos blancos (también conocidos como linfocitos) que producen anticuerpos.

Vitamina C donde se encuentra

Las vitaminas A, C y E se consideran las vitaminas esenciales para los huesos y los músculos fuertes y la buena salud de la piel. La deficiencia de estas vitaminas puede resultar en el debilitamiento de los huesos y los músculos y el debilitamiento de la piel, lo que resulta en una piel hundida. La deficiencia de la vitamina E puede llevar a la anemia, la diarrea, las erupciones, la descamación de la piel y el sangrado debajo de las uñas. Esta vitamina también es importante para proporcionar una piel sana. Se dice que la vitamina C y la vitamina E fortalecen el sistema inmunológico, pero no está claro cómo.

 

El colágeno y la elastina son dos componentes de la piel que no pueden reemplazarse naturalmente y se fabrican sintéticamente por el cuerpo. Los productos con ácido ascórbico son efectivos para estimular la producción de colágeno y elastina del cuerpo. Los productos con colágeno o elastina, como ingrediente, se están volviendo más populares a medida que la edad disminuye debido a su efectividad en el fortalecimiento de la piel, reduciendo las arrugas, la reducción de las líneas y la piel hundida.

 

La tasa de absorción del colágeno en la piel no es buena porque se tarda mucho tiempo antes de que se absorba. Para aumentar la tasa de absorción de colágeno y elastina, necesita vitamina C en su rutina de cuidado de la piel. Si no tiene esta vitamina en su ritual de cuidado de la piel todos los días, puede considerar tomar un suplemento vitamínico en forma de colágeno y cápsula de elastina. Esta es la forma más conveniente de contraer colágeno y elastin en el cuerpo donde se necesita.

 

También hay un beneficio de cuidado de la piel asociado con el té de la manzanilla. El té de manzanilla es conocido por sus propiedades de curación y calmante, por lo que es una buena bebida para asegurarse de que obtenga un beneficio de vitamina C. Beber cuatro tazas de té de hierbas al día, proporcionará a su cuerpo una gran cantidad de vitamina C, que necesita para el crecimiento y reparación de colágeno y elastina. Esta es la mejor manera de asegurarse de que está obteniendo la vitamina C que su piel necesita de forma regular. Entonces, la próxima vez que se vieran un vaso de leche, eche un vistazo a los ingredientes y descubra dónde está su verdadera importancia.