Aquí  aportamos ejemplos de vitaminas liposolubles.

Vamos a echar un vistazo a algunos ejemplos de vitaminas liposolubles. Uno de los más importantes de una dieta de personas es la vitamina D. Es esencial para la salud de los huesos y los dientes, pero también necesita comer alimentos que tenga esta vitamina si desea mantener la piel y el cabello saludables. Otro ejemplo es E. coli. Esta bacteria puede causar intoxicación alimentaria, por lo que es importante saber cómo evitarlo. Un buen ejemplo de una sustancia que tiene E. coli es el yogur.

 

Cuando cocina carne o pescado con vitaminas como A, D y K, se separan. La grasa animal mantiene que las vitaminas se dispersan en la comida. La grasa también protégé la membrana exterior de ser dañada por las especias y los herbicidas utilizados en la comida. Luego, las vitaminas viajan a través de la membrana para entrar en el torrente sanguíneo. La vitamina permanece activa en el torrente sanguíneo durante varios días, mientras que ayuda a reparar el daño celular.

 

La leche es un ejemplo de alimentos liposoluble. Si bien tiene una textura cremosa, no es demasiado difícil de digerir. La leche contiene grasas y colesterol, y cada uno de estos artículos es necesario para la función de células saludables. La grasa en la dieta juega un papel necesario para mantener las células hidratadas, pero la ingesta excesiva de grasa puede causar problemas también. Un buen ejemplo de un lípido es una enfermedad hepática grasa.

 

Sin embargo, no todos los compuestos liposolubles son solubles en grasa. Algunos tipos son solubles en agua, y algunos son solubles en aceite. Las vitaminas solubles en agua son A, D y E, mientras que las vitaminas solubles en aceite son omega 3 y lipasa. Las vitaminas solubles en agua se encuentran generalmente en frutas y verduras, mientras que las vitaminas solubles en aceite se pueden encontrar en peces, carnes, productos lácteos y otros alimentos. Otro ejemplo de una vitamina soluble en agua es la vitamina C, que podemos obtener de las frutas cítricas.

 

Algunos compuestos liposolubles son solubles en grasa, pero no en agua. Un ejemplo es colina, que se encuentra en la lecitina. Cuando la lecitina se rompe, la colina se libera como un producto de desecho. El mejor ejemplo de una vitamina soluble en grasa es la vitamina E.

 

Los lípidos que no son grasos también pueden llamarse liposomas. Un ejemplo de un lípido no graso es bilis. Cuando las grasas se reúnen dentro del intestino, pueden atrapar allí, a veces causando un bloqueo del pequeño pasaje entre los intestinos y el estómago. Esto se llama úlcera gástrica.

 

Aunque las vitaminas no se acumulan en grasa, pierden su potencia. Una de las razones por las que esto ocurre es porque, ya que el alimento pasa por el tracto digestivo, el cuerpo absorbe nuevos nutrientes. Por ejemplo, un nutriente que se vuelve inútil, ya que pasa por el tracto digestivo es la grasa. Para compensar, el organismo tiene que reducir sus propias tiendas de estos nutrientes.

 

Las vitaminas se dividen en grupos específicos basados en su fuerza. Los ejemplos de estos incluyen A, B, C, D, E y K. Solo el grupo de vitaminas que conforman un nombre completo se considera esencial para los humanos. Por lo tanto, todos los alimentos que usted come deben tener una cantidad suficiente de cada una de las vitaminas enumeradas anteriormente para garantizar su buena salud. Además de proporcionar las vitaminas necesarias, los alimentos que contienen vitamina E pueden ayudar a proteger su cuerpo contra los radicales libres que causen daño celular. Por ejemplo, estos antioxidantes se utilizan para combatir las células cancerosas.

 

Otro ejemplo de vitaminas liposolubles es la del hígado. Para funcionar correctamente, el hígado necesita una cierta cantidad de cada una de las vitaminas enumeradas anteriormente. Cuando el hígado no obtiene un suministro adecuado de estas vitaminas, pueden ocurrir problemas. Uno de estos problemas es la enfermedad hepática. Se requieren vitaminas A, B y C para la producción de vitamina A, que se necesita para el desarrollo de las membranas celulares. También se necesitan B y C para la producción de vitamina D, que es esencial para huesos y dientes fuertes.

 

Además, el cuerpo utiliza la vitamina D para convertir las células de grasa en energía. Una deficiencia de vitamina D puede conducir a una enfermedad hepática, lo que puede llevar a complicaciones como el cáncer, la debilidad y la insuficiencia cardíaca congestiva. La vitamina E se utiliza para ayudar a mantener la salud de las pieles. Los estudios han demostrado que la falta de vitamina E puede contribuir al envejecimiento prematuro y a ciertos tipos de cáncer. Un ejemplo de una de estas sustancias deficientes de la vitamina E es el selenio antioxidante, que se encuentra en muchos suplementos antioxidantes.

 

Hay muchos otros ejemplos de vitaminas liposolubles. Por ejemplo, el ácido fólico, el hierro y las vitaminas B se encuentran todas las sustancias naturales que se encuentran en los alimentos. Todos son muy importantes para la salud del hígado y otros órganos. Es muy importante tener suficiente de cada uno de estos lípidos, particularmente para evitar deficiencias de vitaminas. Si una persona no tiene suficiente del tipo correcto de vitaminas liposolubles, él o ella puede encontrar que su salud disminuyó sin ninguna razón aparente.